calas escondidas costa brava

Los rincones más increíbles de la Costa Brava

Es bien conocido que la Costa Brava es un lugar increíble para pasar cualquier momento del año, pero en verano cobra especial relevancia cada rincón.

Playas vírgenes, piscinas naturales y calas escondidas en la Costa Brava es de lo que hablaremos hoy. Descúbrelas a continuación.

Las 3 calas más escondidas en la Costa Brava

  1. Playa del Pi

Si empezamos a recorrer la costa catalana desde el norte hacia el sur, la primera playa del territorio es la Playa del Pi, que pertenece a la población de Portbou. Es una playa totalmente virgen y natural y gracias a su localización, está muy poco ocupada en los meses de temporada alta. Está compuesta de guijarros grises y tiene unas dimensiones más propias de una cala, 30 metros de longitud y 10 de ancho.

  1. Cala Estreta

La Cala Estreta está situada en Palamós. Goza de un increíble entorno, pese a que solo es accesible caminando desde la Playa de es Castell a unos 30 minutos, aproximadamente. La caminata hasta la hermosa playa es bastante plana  y se convierte en un camino llevadero. La cala, de unos 100 metros, está dividida en dos por una roca saliente denominado la Roja. Al ser una playa virgen, natural y de difícil acceso, no hay presencia de ningún servicio y se permite practicar el nudismo.

  1. Cala Vallpresona

Ubicada dentro del territorio municipal de Santa Cristina d’Aro. Es otra playa completamente virgen y es imposible acceder con el coche dado a su escondida ubicación. Hay que caminar 15 minutos para llegar a este paraje sin igual. Es un rincón único que se conserva en perfectas condiciones, ya que pocas personas lo conocen.

Como playa de la Costa Brava, está formada de guijarros enormes redondos.

Los meses de julio, agosto y principios de septiembre son los mejores para poder disfrutar de estas playas,  de agua cristalina y a una buena temperatura.

Descubre el alquiler de villas con piscina en Lloret de Mar.